Cuestionario literario: Gloria Díez

Gloria Díez

 

Cada libro es una foto-fija. Cada cual sabe por qué se publicó. Yo he seguido escribiendo. Aunque el periodismo se llevara la parte del león. Tras Dominio de la noche e Inocente ceniza, hay otros dos libros esperando su turno. Si fuera el caso, a mí no me importaría tener libros póstumos. Intentaré que no. Pero no me importaría. La pasión del ceramista es el barro, la del escritor la palabra. La escritura basta. 

 

1 ¿Cuándo comenzaste a escribir y con qué pretensiones?

Empecé a escribir con siete años. Recuerdo mi sorpresa cuando me encontré con esta declaración de Pier Paolo Pasolini:

En cuanto a la poesía, empecé a los siete años/ pero no era precoz sino en la voluntad. He sido un poeta de siete años/ -como Rimbaud- (…)”  (Poeta de las cenizas). Mi primer poema fue con siete años y no recuerdo tener ninguna pretensión. En casa de mis abuelos había un libro de romances castellanos. Aprendí algunos de memoria, incluso antes de saber leer y creo que, al escribir, solo invocaba la música de las palabras. Aún recuerdo un par de versos de ese primer poema. Por suerte, o por desgracia, mis padres lo encontraron, lo comentaron, se rieron… lo normal. Salvo que yo escuchaba. Me mantuve en silencio otros siete años. Y a los catorce volví a escribir. Esos poemas de los catorce años siguen todavía en el cuaderno donde nacieron.

2 ¿Planificas los libros antes de sentarte a escribirlos o surgen sobre la marcha, al hilo de tus pensamientos, sin planificación?

No sé si la poesía puede planificarse. Tal vez haya autores que digan: voy a escribir un poemario sobre el tiempo. O sobre el odio. La poesía es para mí un modo de acercarme al sentido –si es que existe– del mundo. No planifico. Ni siquiera decido. Acepto cuando llega esa especie de conexión inalámbrica. He tratado de escribir sobre eso. Sobre el proceso. Sobre cómo anuncia su presencia. Sobre cómo evoluciona.

Sigue leyendo…

Cuestionario literario: Javier Pérez Walias

 

Poeta Javier Pérez Walias
Poeta Javier Pérez Walias

“Quizá para la novela o el ensayo [el libro digital] sea un buen soporte. Desde luego para la poesía no lo es, de momento. El libro en papel me parece mucho más agradable, mucho más entrañable y cálido. Todo libro, como objeto, además de su contenido tiene una historia detrás que se percibe y esto se pierde en el libro digital. Esperemos que no sea una cuestión de tiempo”.

1 ¿Cuándo comenzaste a escribir y con qué pretensiones?

Me recuerdo escribiendo, anotando pensamientos, ideas y peripecias en una pequeña libreta, desde muy temprana edad. Supongo que el estar lejos de casa hizo que tuviera la necesidad de expresar lo que sentía. Pero creo que empecé a tomar conciencia de ello y a concederle cierta importancia ya en el instituto, con unos quince años.

2 ¿Planificas los libros antes de sentarte a escribirlos o surgen sobre la marcha, al hilo de tus pensamientos, sin planificación?

Depende de qué tipo de libro. Habitualmente escribo poesía y en este género la intuición y el azar están presentes en gran medida. Ahora bien, una vez que el corpus del libro se hace presente hay que ordenarlo y conferirle el aspecto formal que el propio libro va pidiendo. Todo sucede como en un diálogo natural entre el libro y uno mismo.

Sigue leyendo…

Cuestionario literario: Victoria Mera

Poeta Victoria Mera
Poeta Victoria Mera

“Desde pequeña ya tenía cuadernos en los que escribía mis pensamientos y algún que otro poema. Pretensiones nunca he tenido, ni las tengo ahora, más allá de esa liberación que me supone escribir. Saber que hay gente a la que le gusta lo que escribes es maravilloso, así que supongo que mientras la escritura me llene tanto y siga habiendo gente a la que le guste lo que hago, mi pretensión será únicamente seguir escribiendo”. V.M.

1 ¿Cuándo comenzaste a escribir y con qué pretensiones?

Desde pequeña ya tenía cuadernos en los que escribía mis pensamientos y algún que otro poema. Pretensiones nunca he tenido, ni las tengo ahora, más allá de esa liberación que me supone escribir. Saber que hay gente a la que le gusta lo que escribes es maravilloso, así que supongo que mientras la escritura me llene tanto y siga habiendo gente a la que le guste lo que hago, mi pretensión será únicamente seguir escribiendo.

2 ¿Planificas los libros antes de sentarte a escribirlos o surgen sobre la marcha, al hilo de tus pensamientos, sin planificación?

Como el género que más cultivo es la poesía no suelo planificar nada demasiado. Imagino que si escribiera novelas sería diferente. Para mí la poesía es rápida y suele surgir de manera natural.

Sigue leyendo…

Los universos mínimos de Victoria Mera

Victoria Mera, Norbanova
Universos mínimos, de Victoria Mera (Norbanova, 2015)

Los universos mínimos de Victoria Mera 

Victoria Mera dedica su última obra, Universos mínimos (Norbanova, 2015), a su madre, que le enseñó a “encontrar el arte en lo cotidiano”. La nota no es casual: la cotidianidad y la vocación artística son dos de las señas de identidad de esta poeta de línea clara que dirige su mirada no a las grandes hazañas sino a esos hechos mínimos (universos en su pequeñez) que conforman su vida, a los que ella dota de poesía y de trascendencia. Como nos dice Novalis, a quien leemos en la contraportada: “Soñamos con viajes por todo el universo:/¿el universo no está dentro de nosotros?”. Lo está. Y Victoria se encarga de demostrarlo.

La poesía de esta joven autora extremeña es, creo yo, más sustantiva que adjetiva. Habitan en Universos mínimos, como también encontramos en su anterior poemario, Rutas de vuelo (Ediciones Oblicuas, 2013), las alusiones recurrentes a objetos de andar por casa y a lugares urbanos, en definitiva: a lo tangible y cotidiano. Un zapato, una estación de autobuses, un pájaro –“alondra, mirlo, gorrión, qué más da”–, un espejo, las mariposas, el reloj o el desayuno componen ese mundo poético y narrativo por el que transpiran sus emociones, sentimientos y anhelos.

Sigue leyendo…

Entrevista a Juan Ramón Santos

Cicerone, Juan Ramón Santos, De la Luna Libros
Cicerone, de Juan Ramón Santos (De la Luna Libros, 2014)

Entrevista a Juan Ramón Santos

Por Victoria Mera

 

El  escritor placentino Juan Ramón Santos (1975), autor de los libros de relatos Cortometraje, El círculo de Viena, Cuaderno escolar y Palabras menores acaba de publicar con la editorial De la luna libros su primer poemario titulado Cicerone. Charlamos con él sobre su reciente publicación. 

 

Victoria Mera: Vienes de una larga trayectoria en el ámbito de la prosa y en mi opinión eso se refleja en este poemario tan narrativo. ¿Cómo ha sido el salto a la poesía? Y otra pregunta casi obligada, ¿te sientes más cómodo en la prosa o en el verso?

Juan Ramón Santos: Teniendo en cuenta que he escrito microrrelato y que mis poemas son, desde luego, muy narrativos (Cicerone es casi un proyecto narrativo en verso, ahora que no nos oye nadie), el salto muy grande no ha sido, la verdad. Comencé a escribir en verso al descubrir que la contención, y supongo que también el ritmo, que la poesía exige le venían bien a ciertos temas que en prosa no acababan de funcionar. Comencé por una serie de poemas en torno al nacimiento y los primeros años de vida de mi hija que escribí poco a poco, durante años, hasta formar un libro (con el que aproveché, además, para hacer experimentos métricos), y luego surgió, mucho más deprisa, este Cicerone que, curiosamente, ha acabado por ver la luz primero.

En cuanto a la comodidad, me siento mucho más cómodo en prosa, desde luego, aunque sólo sea por una cuestión de práctica, porque llevo muchos más años escribiendo en prosa…

Sigue leyendo…

Fábula y memoria: Antología en prosa y verso, de José Manuel Caballero Bonald

 

Alianza Editorial, José Manuel Caballero Bonald
Fábula y memoria: antología poética en verso y prosa
José Manuel Caballero Bonald (Alianza Editorial, 2014)

Fábula y memoria: Antología en prosa y verso

José Manuel Caballero Bonald

 Por Victoria Mera

La poesía necesita a Bonald para ser, respirar y encontrar su máxima acepción, esa definición justa y precisa, entre sus letras. Si Bonald no existiera, la poesía estaría un poco huérfana. Si Bonald no existiera, habría que inventarlo.

Caballero Bonald no sólo es un poeta, es también una palabra que surca los vastos océanos de la literatura, que se enreda en las algas del pensamiento y navega sin un rumbo fijo posándose en todos los árboles, flores y ramas, dejando a su paso un rastro lúcido de poemas y de historia. Porque Bonald también es historia: una leyenda viva de nuestro patrimonio literario.

La editorial Alianza lo sabe bien y ha publicado Fábula y memoria: antología en prosa y verso. Una maravillosa antología que reúne en sus 310 páginas no sólo una selección de algunos de sus más grandes poemas, sino también una colección de escritos en prosa.

Sigue leyendo…

Prohibido silbar, de Sofía Castañón

Sofía Castañón, Baile del Sol, Prohibido silbar
Prohibido silbar, de Sofía Castañón (Baile del Sol, 2014)

Prohibido silbar, de Sofía Castañón

Victoria Mera

Sofía Castañón no miente. Esta poeta gijonesa conoce el frío y sabe bien que en el norte “nadie sale de su casa para ir a decir una mentira”. Es por eso, quizá, que sus versos están llenos de verdades. Que aunque ella misma, como indica el título de su poemario, se prohíba silbar, todo lo que escribe sale de ahí adentro, de esa pequeña jaula que ilustra la portada del libro, de las mismas entrañas.

Nacida en 1983, ha publicado ya varios poemarios: Animales interiores (premio Asturias Joven 2006), Últimas cartas a Kansas (Premio Pablo García Baena 2007) o los cuadernos La sombra de Peter Pan (2009) y Culpa de Pavlov (Premio Jóvenes Creadores del Ayto. de Madrid). Casi todos sus escritos han recibido algún premio, confirmando así su talento y su verdad. Una verdad que vuelve a asomar en este último poemario titulado Prohibido silbar que publica la editorial canaria Baile del sol.

Sigue leyendo…