Cuestionario literario: Pedro Menchén


Pedro Menchén

“Hay escritores que han triunfado después de darse a conocer en las redes sociales.  El problema es que no todos los escritores tienen carisma para estar en las redes sociales. Puedes ser muy bueno, pero si no tienes capacidad de liderazgo, si no sabes crearte un entorno de aduladores, una masa fiel de seguidores, de nada te servirá estar en las redes sociales. Así que, para triunfar, hoy en día, no basta con ser un buen escritor, sino que tienes que tener, además, dotes de líder, ser una especie de demagogo, como los políticos. Lo cual es absurdo porque el instinto creador suele darse precisamente en las personas solitarias e independientes que tienden a la misantropía y a la automarginación”. P.M.

1 ¿Cuándo comenzaste a escribir y con qué pretensiones?

 Ya desde niño sentí la llamada de la literatura. Con 10 o 12 años escribía novelitas y relatos, además de poesías. La literatura para mí, más que una vocación, es una fatalidad. ¿Pretensiones? Desde luego, no didácticas, pero la literatura es el arte de la palabra. Transmite emociones, sentimientos e información, directa o indirecta, sobre la intrahistoria humana, y a mí me gusta practicar ese arte.

2 ¿Planificas los libros antes de sentarte a escribirlos o surgen sobre la marcha, al hilo de tus pensamientos, sin planificación?

Primero tengo “una iluminación”, como decía Carson McCullers. Ese es el germen de todo. Después, empiezo a desarrollar la idea, el argumento, pero ese es un proceso lento que, a veces, dura años, y finalmente escribo el libro siguiendo el plan preestablecido. En mi caso, no hay improvisación. Nada es gratuito. Cuando empiezo a escribir un libro ya conozco el final. O sea: no escribo por escribir. Escribo porque tengo necesidad de decir algo.

3 ¿Cuál es tu género preferido como escritor y cuál como lector?

Como escritor, la narrativa (novelas y relatos), aunque tiendo últimamente a lo autobiográfico. Como lector, me interesa cualquier cosa: desde epistolarios hasta biografías o autobiografías, pasando por novelas, diarios, teatro, poesía, ensayo, filosofía. No excluyo nada si el tema me interesa.

4 ¿Escribes pensando en un lector específico o crees que cualquier persona es un lector en potencia de tu obra?

Cualquier persona, hombre o mujer, heterosexual u homosexual, joven o viejo, puede leer  y entender lo que escribo.

5 ¿Te costó mucho encontrar editor para tu primer libro?

Bueno, tardé diez años en escribir mi primer libro. Cuando lo acabé, lo presenté a un concurso y lo premiaron, lo cual implicaba su edición. Me ocurrió lo mismo con el segundo. El problema es que, como alguien pagó por la edición, nadie se ocupó de promocionar tales libros y pasaron desapercibidos.

 6 ¿Qué opinas de los muchos premios literarios que se convocan hoy día?

No tengo nada en contra de los premios. Ayudan a mucha gente a darse a conocer. Otra cosa es el modo en que los gestionan. Yo gané dos de manera totalmente honesta, sin recomendaciones ni nada de eso. Pero eran premios pequeños. Con los grandes la cosa es más complicada.

7 ¿Vivir de la literatura es una utopía?

 Mucha gente vive de la literatura. Ya no es una utopía. Ni siquiera en España.

8 ¿Qué diferencias encuentras entre el mundo editorial de tus inicios como escritor y el actual?

Pocas. Tanto entonces como ahora las editoriales rechazan todo lo que les llega sin excepción, salvo que esté recomendado por alguien. La única diferencia es que entonces te rechazaban por correo postal y ahora lo hacen por email.

9 ¿En qué medida crees que pueden ayudar las redes sociales a difundir la obra de un escritor?

Muchísimo. Hay escritores que han triunfado después de darse a conocer en las redes sociales.  El problema es que no todos los escritores tienen carisma para estar en las redes sociales. Puedes ser muy bueno, pero si no tienes capacidad de liderazgo, si no sabes crearte un entorno de aduladores, una masa fiel de seguidores, de nada te servirá estar en las redes sociales. Así que, para triunfar, hoy en día, no basta con ser un buen escritor, sino que tienes que tener, además, dotes de líder, ser una especie de demagogo, como los políticos. Lo cual es absurdo porque el instinto creador suele darse precisamente en las personas solitarias e independientes que tienden a la misantropía y a la automarginación. Asistimos a la paradoja de que, para triunfar como escritor, primero tienes que tener éxito en las redes, pero para tener éxito en las redes, debes ser un farsante, un manipulador, un egocéntrico “simpático”, un payaso, en fin, que haga reír a las masas, que diga un montón de tonterías y chorradas para mantener entretenidos a sus seguidores. Así es la cosa. En Facebook o en Twiter sólo puedes ser líder o vasallo. O te sigue un montón de borregos o te conviertes en borrego y sigues tú a alguien. Sin embargo, el verdadero artista, el verdadero talento, si se respeta a sí mismo, no querrá entrar en ese juego y se mantendrá al margen. El hombre independiente, íntegro, que no quiere manipular a nadie ni ser manipulado se ve abocado a la soledad más absoluta y, por lo tanto, acaba desperdiciándose su talento, ya que nadie le apoya ni se fija en él. Pues las masas borreguiles desprecian e ignoran a quienes las respetan y se niegan a dirigirlas. En resumen, en las redes sociales sólo triunfan los farsantes y los mediocres y, por lo tanto, solo ellos tienen una posibilidad de llegar a las grandes editoriales, ya que se han hecho un nombre y son los que más “venden”. Esa es la triste realidad.  El genio excéntrico, el outsider, no tiene nada que hacer hoy en día. Está condenado a la irrelevancia o a la extinción. Para triunfar, debes carecer de escrúpulos, en primer lugar, ser un poco malvado y, sobre todo, mediocre, fundamentalmente mediocre.

10 ¿Qué opinas del libro digital?

Pues está bien que exista. Yo mismo tengo varios publicados y los descargan en cualquier parte del mundo, en España, pero también en Estados Unidos, en Brasil, en Japón, en Alemania… Pero yo, sinceramente, prefiero leer los libros en papel. Me gusta tener un libro en la mano, pasar sus páginas, oler el papel, notar su textura, escribir algún comentario en los márgenes…

11 ¿Qué opinas de la autoedición?

Es una opción y la respeto. Se hace en todo el mundo. Además, todos los grandes escritores autoeditaron sus primeros libros. Hasta el propio Lorca lo hizo. Y en las redes sociales hoy en día cualquiera puede promocionarlos, sobre todo si tiene capacidad mediática y de liderazgo.

12 ¿Consideras positivos los talleres de escritura creativa o piensas que no se puede enseñar a escribir?

Definitivamente, pienso que no se puede enseñar a escribir. Naturalmente, uno tiene que saber redactar un texto, uno tiene que saber desarrollar una idea, uno tiene que conocer las reglas ortográficas y gramaticales, pero eso te lo enseñan en la escuela elemental. Sin embargo, la capacidad para crear arte con la escritura, es algo que no se puede enseñar. Si tienes instinto artístico, si tienes verdadera vocación de escritor, no necesitarás que nadie te enseñe cómo debes escribir. El estilo eres tú mismo. Lo único que se le puede pedir a un escritor es que lea. El escritor debe de ser, ante todo, un gran lector.

13 Con el paso de los años algunos escritores acaban eliminando ciertos títulos de su semblanza. Aunque no precisamos conocer el nombre, ¿hay algún libro de los tuyos que te satisficiera en tus inicios, pero que ahora preferirías no haber escrito?

No, aunque si los reeditara, corregiría algunas cosas (sobre todo, erratas). Por suerte, tardo mucho en publicar mis libros, así que me da tiempo a arrepentirme de muchas cosas (y a corregirlas) antes de publicarlos.

Pedro Menchén, escritor frustrado

14 Para ese lector que aún no ha leído nada tuyo, por favor, recomiéndanos uno de tus libros. Cuéntanos brevemente cómo fue el proceso de creación y por qué has elegido ese título y no otro con vistas a nuevos lectores de tu obra.

Al lector que no me conozca le recomendaría Escrito en el agua, mi autobiografía. Le dediqué cinco años de trabajo y en ella cuento mi vida hasta los 27 años: mi infancia en un pueblo de La Mancha y luego mi adolescencia en Madrid, donde conocí a Umbral y a Gregorio Prieto, mi vocación de escritor, cómo empecé y todo lo demás. Pero si alguien prefiere la ficción, le recomendaría mi novela Una playa muy lejana, que es un psicodrama claustrofóbico, donde intento describir el amor a la persona equivocada y las consecuencias que de ello se derivan.

15 Recomiéndanos, por favor, dos libros cuya lectura te haya impactado. Uno de un autor clásico y otro de un autor contemporáneo. (Da igual el género).

Siempre recomiendo una pequeña obra maestra: Reflejos en un ojo dorado, de Carson McCullers, una novela deliciosa, como el resto de su obra, que no me canso de releer. De un autor contemporáneo, El hotel de los corazones rotos o El exótico hotel Marigold, de Deborah Moggach, una excelente escritora británica. De un autor clásico, pues Anna Karenina, naturalmente. ¡Ay, lo siento, he dicho cuatro obras y sólo pediste dos!

Muchas gracias. Te deseamos mucha suerte en todos tus proyectos literarios.


Pedro Menchén nació en Argamasilla de Alba, Ciudad Real, en 1952. Vivió algunos años en Madrid y, desde 1978, reside en Benidorm. Es autor de la Trilogía del amor oscuro, compuesta por las novelas Una playa muy lejana (1999), Te espero en Casablanca (2001) e Y no vuelvas más por aquí (2005). También ha publicado dos libros de relatos: ¿Alguien es capaz de escuchar a un hombre completamente desnudo que entra a medianoche por una ventana de su casa? (1988, Premio Ciudad de Alcalá de Narrativa) y Labios ensangrentados (2002), además de una novela corta: Buen viaje, muchacho (1989, Premio Ciudad de Barbastro), una autobiografía: Escrito en el agua (2011) y un poemario: Cantos de desesperación y amor (2015). Su último libro, publicado por Sapere Aude, es Diario de un escritor frustrado (2016). (Web) (Facebook)

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo y trabaja como redactor de contenidos para publicaciones de diversa temática. Su blog Narrativa Breve es uno de los espacios literarios más leídos en lengua castellana. El diario Down, testimonio literario sobre la paternidad y el síndrome de Down, es su último libro. (Web) (Facebook).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos relacionados

1 thought on “Cuestionario literario: Pedro Menchén

Deja un comentario