Intimidades de Truman Capote

Truman Capote. Fotografía: Irving Penn
Truman Capote. Fotografía: Irving Penn

“Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio”. Esto lo dijo un hombre público, para que no hubiera dudas.

Es una declaración de Truman Capote, el célebre autor de la novela A sangre fría, quien con ella esparció más combustible sobre ciertos aspectos claves de su vida.

Cuatro guindas grandes sobre una torta de dulce y agraz.

A partir de entonces surge como la mala hierba, la revelación de múltiples aspectos de esa existencia.

El periodista norteamericano Lawrence Grobel logró practicarle una serie de entrevistas, las que posteriormente terminaron en un libro que revela diversos episodios de la vida del amigo de estrellas del cine como Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe.

Estos episodios impactan, y ayudan a entender, pero solo en parte, la camaleónica personalidad de Capote, quien al parecer jugaba con estas aristas proclamadas por él, con tanto desenfado.

Lawrence Grobel es un periodista independiente estadounidense (freelance) que ha escrito en importantes y numerosos periódicos y revistas. Desde 1980 es editor de Playboy y desde 1989 de Movieline´s Hollywood Life. Algunos de sus títulos más conocidos son Artículos y entrevistas e Historias de viajes y aventuras. Tiene además otros veinte libros donde incursiona sin pudor en la vida de los famosos.

Por Ernesto Bustos Garrido

__________________________

Lawrence Grobel

Intimidades de Truman Capote

Por Lawrence Grobel

1.- Al preguntarle a Truman Capote por sus hábitos de escritor me contestó que se levantaba todos los días a las cuatro y media de la madrugada y que trabajaba desde las cinco y media a las doce y media de la mañana. Dijo que escribía despacio, que repasaba una y otra vez lo escrito y que estaba trabajando en Answered Prayers y en un libro de relatos. También que le gustaba leer sus libros.

Cada vez que cojo “A sangre fría” lo leo de cabo a rabo, como si no lo hubiera escrito yo. No cambiaría ni una coma.

¿Es también su libro preferido? –le pregunté.

No, mi libro preferido es Se oyen las musas.

Le pregunté quién era su agente (literario), pero me contestó que no tenía ninguno, pero sí varios gatos y un abogado.

_________

2.- Pero algo andaba mal con Truman Capote. Parecía muy cansado y frágil. Le pregunté cómo estaba y me contestó:

-Desde el mismo día que nos vimos, he tenido dolor de estómago. Cuando di la conferencia en Berkeley tuve un dolor increíble. Hice que un médico me recetara Demerol; fue algo angustioso. Y, al volver, fui todos los días al hospital para que me reconocieran. A mí me dolía el estómago por otra cosa, pero como me hicieron todas aquellas pruebas, por casualidad me encontraron un pólipo muy grande y peligroso en el colon. Me metieron en el estómago esa papilla blanca y me hicieron radiografías por todos lados. He tenido unos dolores increíbles. El domingo ingreso en el hospital. Todo irá bien, no volverá a crecer. Le aconsejo que vaya a hacerse radiografías de arriba abajo.

-¿Ha podido escribir algo?

-He estado tan malo que no he podido hacer nada. Sólo trato de tomármelo con calma.

-¿Puede comer?

-No. Si como algo, me entra un horrible dolor de estómago. Tampoco tengo que beber leche. –Y con una de sus carcajadas añadió-: Es fantástico. Con un poco de suerte, perderé peso.

_________

3.- Volví a llamarle al día siguiente y me preguntó:

-¿ Cómo van las cosas por esa querida tierra de la muerte?

Entonces comprendí que debía sentirse mejor.

-Ya sabe –añadió con sarcasmo-, como le he dicho, allí (en Los Angeles) echa a perder su coeficiente de inteligencia minuto a minuto, segundo a segundo, tictac, tictac. ¿Por qué no se viene a Nueva York?

-Tengo demasiada familia por allá –bromeé

-Pues hay una forma de remediarlo –dijo riendo-. Hoy viene en el periódico una historia encantadora de un muchacho de trece años que cogió una Magnum del 45 y mató a su madre de un tiro en el estómago. Cuando le preguntaron por qué lo había hecho, respondió: “Porque quería mandarme al colegio”. ¡Ya ve qué cosas tan divertidas tenemos por aquí”.

*** Extraído de “Lawrence Grobel – Conversaciones íntimas con Truman Capote”. Compactos de Anagrama 1986. Barcelona-España.


Ernesto Bustos Garrido

Ernesto Bustos Garrido (Santiago de Chile), periodista, se formó en la Universidad de Chile. Al egreso fue profesor en esa casa de estudios, Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad Diego Portales. Ha trabajado en diversos medios informativos, televisión y radio, funda-mentalmente en La Tercera de la Hora como jefe de Crónica y editor jefe de Deportes. Fue director de los diarios El Correo de Valdivia y El Austral de Temuco. En los sesenta y setenta fue Secretario de Prensa de la Presidencia de Eduardo Frei Montalva, asesor de comunicaciones de la Rectoría de la U. de Chile, y gerente de Relaciones Públicas de Ferrocarriles del Estado. En los ochenta fue editor y propietario de las revistas Sólo Pesca y Cazar&Pescar. Desde fines de los noventa intenta transformarse en escritor.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos relacionados

1 comentario en “Intimidades de Truman Capote

Deja un comentario